Mamá, quizás cuando leas esta carta te sorprendas… te emociones o simplemente me preguntes acaso…¿no me ves todos los días?... Y si, conversamos de cuestiones cotidianas del laburo, de lo que hicimos durante el día, de la moda, la cocina o simplemente… compartimos unos mates con dulce y galletita…
Pero ¿sabes? Mi objetivo en escribirte apunta a otro horizonte, en el cuál nos reflejamos adultas, sin tapujos, charlando mano a mano aquellos temas que de niña y adolescente eran tabú…
Crecimos juntas en pérdidas de personas muy queridas que partieron y aún hoy, después de mucho tiempo, las nombramos en presente… porque están… nunca se han ido… La vida misma nos enlaza situaciones de amistad o discusión, en mirarnos tal vez en desacuerdos, o reírnos con humor recordando payasadas del ayer o por olvidos sin reproches propios de tu edad y de la mía...
Nos sentimos cómplices en paralelo y sostenemos sin mencionarlo similares sentimientos de amor y de amistad…
Hasta ayer le confesaba al mundo entero, que corre por mis venas energía pura de un sueño oriental… y hoy me afirmo injusta con tu sangre española que también forma parte de mi ser…
Reflexioné… mastiqué insolencia en mi insistente proceder, cuando cerré la puerta de tu casa y la imagen de tu rostro en castañuela y pasodoble se cruzó en mi memoria… Te vi. bailando a solas al compás de esa música alegre y pegadiza, recordé los papeles amarillos llamado Pasaporte de tus padres, y la vergüenza interior galopó ilustre y soberana en mi interior…
Me califiqué ilícita al vanagloriarme únicamente libanesa ...
Es por eso que utilizo esta carta para hablarte en otro idioma…Es mi orgullo de mujer formada… sentarme nuevamente en tu mesa a conversar y confesarte desde mi corazón sincero y sin ficciones, que Dios me hizo el mejor regalo de todos los regalos: Tu pasión de madre en dimensión… tu energía, tu amor, tu proceder… tu espejo sin tapujo… dialogando frontalmente… de mujer a mujer…

 

 

 

 

 

La Música de esta Página
"España Cañi"
 

 

 

Barras gentileza de Iris~Azul